Videoconferencia en el lugar de trabajo y desempeño de los empleados

Videoconferencia en el lugar de trabajo y desempeño de los empleados

La videoconferencia llegó para quedarse

En el pasado, cuando compañeros que no estaban en el mismo lugar tenían que comunicarse, normalmente llamaban por teléfono o enviaban correos electrónicos. Ahora, las herramientas de videoconferencia han hecho que las cosas sean mucho más manejables y permiten que los compañeros de trabajo se comuniquen de manera eficiente mientras reducen la brecha geográfica. Además, las organizaciones pueden contratar a los mejores talentos de cualquier parte del mundo sin tener que lidiar con recortes en comunicación o productividad. El trabajo remoto suele ir acompañado de comunidades en línea donde los empleados pueden interactuar entre sí y construir relaciones profesionales y personales más sólidas. Por lo tanto, el modelo de negocio remoto puede prosperar y tener tanto éxito como la función de oficina tradicional. Y mientras las empresas vean aumentar su desempeño, las herramientas de comunicación en línea seguirán siendo un pilar en los entornos corporativos.

Los beneficios de las videoconferencias en el lugar de trabajo

Flexibilidad y mayor compromiso

En los entornos de oficina tradicionales, los empleados suelen pasar una cantidad significativa de tiempo yendo y saliendo del trabajo y tienen que seguir un horario específico. Sin embargo, con las funciones remotas, los miembros del equipo tienen la autonomía para establecer sus horarios preferidos y equilibrar sus responsabilidades profesionales y personales. Como resultado, las organizaciones suelen ver mayores tasas de compromiso y satisfacción. Los empleados también se sienten empoderados al saber que controlan su agenda diaria y pueden comunicarse con sus colegas cuando lo necesiten con solo presionar unas pocas teclas.

Mejor bienestar y salud mental

Algunos podrían argumentar que nada puede reemplazar las interacciones cara a cara. Si bien esto puede ser cierto en algunos casos, exigir a los empleados que asistan a reuniones de oficina varias veces por semana puede causarles estrés adicional. El uso de videoconferencias para reuniones de equipo brinda a los empleados la oportunidad de dormir más y tomar un desayuno equilibrado antes del trabajo. Como resultado, los empleados están más relajados durante las reuniones virtuales y su salud mental general mejora. Tampoco tienen que preocuparse por el viaje matinal, que puede ser una pesadilla en muchas ciudades y países. Además, los trabajadores remotos pueden tomar pequeños descansos cuando lo consideren necesario.

Mayor colaboración y trabajo en equipo

Si bien trabajar desde casa puede alejarnos de las distracciones en la oficina, también puede crear sentimientos de aislamiento y soledad. La videoconferencia es una herramienta poderosa que une a las personas, independientemente de su ubicación. Les permite resolver asuntos relacionados con el trabajo en minutos y organizar eventos de formación de equipos que promuevan relaciones más sólidas. La clave es crear pautas de comunicación que alienten a los empleados a colaborar sin causar agotamiento. Por ejemplo, establecer horarios de oficina específicos en los que los miembros del equipo puedan enviarse mensajes entre sí o programar reuniones.

Inclusividad y accesibilidad

En las funciones de oficina tradicionales, las personas con discapacidad pueden encontrar problemas de accesibilidad. Las telecomunicaciones pueden solucionar estos problemas ya que no requieren la presencia física de los empleados y todos pueden participar en las reuniones desde su ubicación preferida. Las personas con discapacidades de comunicación pueden disfrutar de funciones como subtítulos en tiempo real e interpretación en lengua de señas. Las organizaciones también pueden proporcionar lectores de pantalla o software de reconocimiento de voz a los empleados con discapacidad visual.

Los impactos negativos de las videoconferencias

Las videoconferencias no están exentas de posibles inconvenientes, y tanto los empleados como las empresas deben ser conscientes de ellos. Para empezar, mirar la pantalla durante muchas horas al día puede provocar fatiga visual, fatiga y otros problemas de salud. Además, sentarse en una silla durante al menos ocho horas al día puede empeorar la postura y provocar molestias musculoesqueléticas. Por tanto, la salud física de los empleados puede verse afectada negativamente. Además de los efectos fisiológicos, las videollamadas también pueden generar malentendidos debido a diferencias culturales y estilos de comunicación variados. Por ejemplo, alguien podría utilizar un gesto que se considera un insulto en la cultura de un colega. Además, los organizadores deben prestar atención a las zonas horarias de los participantes y asegurarse de que todos se sientan cómodos con el horario programado. Por último, el idioma en ocasiones puede ser una barrera ya que no todo el mundo tiene el mismo nivel de fluidez.

Soluciones a posibles problemas

Para reducir la fatiga visual, los profesionales deben estar al menos a 18 pulgadas de sus pantallas y, si es necesario, pueden aumentar el tamaño de la fuente. También pueden tomar descansos frecuentes e implementar la regla 20-20-20: por cada 20 minutos que pasan mirando la pantalla, deben mirar algo que esté a 20 pies de distancia durante 20 segundos. Además, los empleados pueden empezar a usar gafas especialmente diseñadas para bloquear la luz azul, que puede provocar dolores de cabeza y alteraciones del sueño. Si la mala postura es un problema importante, la mala ergonomía, como las sillas incómodas y la falta de descanso para las piernas, podría estar contribuyendo al problema. Por último, las organizaciones deben considerar la capacitación en diversidad, equidad e inclusión (DEI) para garantizar que los empleados comprendan las normas culturales y practiquen la empatía al interactuar con sus compañeros de trabajo.

Conclusión

El trabajo remoto es sin duda el futuro de las funciones corporativas y la videoconferencia es una herramienta poderosa. Puede aumentar la eficiencia, la productividad y los niveles generales de felicidad. Aún así, las empresas deben ser conscientes de los obstáculos que su personal puede encontrar. Deben ofrecer a los miembros del equipo el apoyo que necesitan para superar las dificultades y fortalecer la dinámica del equipo con éxito. Organizar reuniones en línea puede requerir mucha más organización, pero eventualmente puede tener una multitud de efectos positivos en la moral de los empleados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio