Desmitificando los mitos del eLearning: separando la realidad de la ficción

Desmitificando los mitos del eLearning: separando la realidad de la ficción

Mitos del eLearning: ¿Qué es verdad y qué no?

El eLearning cambia las reglas del juego para la educación, ya que es la primera vez en la historia que las personas pueden aprender cualquier cosa, en cualquier lugar, en cualquier momento y sin barreras. Es especialmente ideal para quienes aman aprender a su propio ritmo y en sus propios términos. Sin embargo, todavía existen conceptos erróneos sobre el eLearning que debemos aclarar. Estos mitos impiden que las personas experimenten todo el potencial del aprendizaje en línea y pueden impedirles adoptar otras tecnologías innovadoras. En este artículo, intentaremos llegar al fondo de los mitos más comunes sobre el eLearning y desacreditarlos uno por uno.

La verdad detrás de 7 mitos del eLearning

1. El aprendizaje electrónico requiere que seas experto en tecnología

Existe la creencia común de que las personas deben ser expertos en tecnología para navegar por las plataformas de aprendizaje u otras herramientas relacionadas con el aprendizaje en línea. La verdad es que el eLearning se volvió bastante popular durante la pandemia, y la mayoría de los usuarios eran estudiantes y millennials. Estas personas han crecido en el mundo digital, lo que les hace sentirse cómodos adoptando nuevas tecnologías y tendencias. Pero esto no significa que las plataformas de eLearning no puedan ser utilizadas por otras personas menos familiarizadas con la tecnología.

Muchas soluciones de eLearning están diseñadas para ser fáciles de usar. Intentan no incluir jerga ni palabras complejas y, lo más importante, utilizan un diseño mínimo para no abrumar a los alumnos con información innecesaria. Su interfaz de usuario suele ser muy intuitiva, lo que permite incluso a los usuarios primerizos orientarse sin esfuerzo en las plataformas.

2. No hay interacción en los cursos de eLearning

Uno de los mitos más extendidos sobre el eLearning es que es pasivo. Esto se debe a que las personas se paran frente a sus dispositivos y consumen contenido educativo sin experimentar la interacción que ocurre en las aulas tradicionales. Aunque los estudiantes pueden pasar horas frente a sus computadoras portátiles o dispositivos móviles asistiendo a lecciones, están lejos de ser no interactivos.

La verdad es que los cursos en línea tienen una multitud de elementos atractivos e interactivos. Desde funciones de gamificación hasta cuestionarios, los diseñadores instruccionales hacen todo lo posible para que las lecciones sean divertidas e interesantes para contrarrestar la falta de presencia física. Los estudiantes pueden optar por participar en seminarios web, ver módulos con videos, escuchar podcasts educativos, participar en proyectos grupales y encontrar otras formas de interactuar y participar plenamente en el contenido de aprendizaje.

3. El aprendizaje electrónico no es eficaz

Es común la percepción de que el eLearning no puede ser tan efectivo como las aulas tradicionales. Muchos creen que las personas se distraen cuando pasan demasiadas horas frente a una pantalla o sin ser supervisadas por instructores. También existe el temor de que los alumnos no presten atención a los cursos y, en cambio, se desplacen por las páginas para hacer clic en completar.

Sin embargo, esto está lejos de la verdad. El aprendizaje electrónico ofrece flexibilidad y personalización que no se pueden encontrar en otros entornos educativos. Esto permite a las personas aprender a su propio ritmo, sin estrés ni presión, obteniendo así un mejor rendimiento. Además, pueden acceder a material educativo que satisfaga sus necesidades y preferencias de aprendizaje, lo que los llevará a obtener resultados exitosos. Cuando las personas reciben conocimientos que reflejan sus necesidades y cumplen con sus estándares, es más probable que alcancen sus objetivos educativos.

4. Es una experiencia de aprendizaje solitaria

Algunas personas piensan que el aprendizaje en línea es aburrido y aislante y que no proporciona los aspectos sociales y emocionales que son importantes para aumentar la motivación y el compromiso. Esto se debe a que los alumnos suelen avanzar con los módulos a su propio ritmo, sin depender de sus compañeros o instructores. Si bien este proceso puede ser solitario, también puede ofrecer funciones interactivas.

La mayoría de los LMS tienen aspectos que fomentan la colaboración y la comunicación entre los alumnos. Por ejemplo, muchos elementos pueden hacerlos sentir parte de una gran comunidad de aprendizaje. Pueden unirse a grupos y foros en línea donde pueden compartir sus opiniones o unirse a chats grupales para discutir dificultades e ideas. También pueden participar en eventos en línea, seminarios web y talleres para conectarse aún más con otros estudiantes.

5. Carece de credibilidad

Existe un mito constante de que el eLearning no es tan valioso como la educación tradicional y que los empleadores no lo reconocen por igual. Esto se debe a que la gente tiende a pensar que sólo los títulos y calificaciones de instituciones distinguidas son lo suficientemente creíbles como para considerarse experiencia educativa. Además, existe la creencia de que los estudiantes no pueden demostrar sus conocimientos a través de cursos en línea.

Sin embargo, estas afirmaciones no son creíbles. El aprendizaje en línea puede ser una excelente manera para que los profesionales muestren sus habilidades en demanda. Pueden elegir entre varios cursos en línea certificados de instituciones y organizaciones respetadas. La mejor parte es que pueden agregarlos a sus currículums o perfiles de redes sociales. Después de todo, las habilidades y conocimientos que obtienen de los cursos de eLearning se pueden aplicar a sus puestos actuales, lo que los hace competitivos en el mercado laboral.

6. El aprendizaje electrónico es caro

Muchas organizaciones e instituciones se muestran reacias a invertir en eLearning por miedo al aumento de costes. Pueden pensar en los gastos asociados con la adquisición de un LMS, su implementación, la compra de equipos y dispositivos y su soporte. Y si bien todos ellos son necesarios, no tienen por qué ser extraordinariamente caros.

La verdad es que el eLearning es bastante asequible en comparación con otros tipos de formación. Si organiza que los empleados asistan a lecciones fuera de la oficina, es posible que deba pagar el viaje, el alojamiento y la comida. Si contratas a un instructor para que los capacite en la oficina, también tendrás que pagar por sus servicios. Pero si sus empleados reciben capacitación en línea, pueden obtener toda la información que necesitan directamente desde sus escritorios. Esto significa que pueden dedicar más tiempo a aprender nuevas habilidades y recibir certificados adicionales. Además, las organizaciones ahorran dinero y también obtienen un mayor retorno de la inversión.

7. No puede adaptarse a temas complejos

Puede que no pienses en matemáticas, medicina o física cuántica cuando piensas en eLearning. Esto se debe a que muchas personas no creen que este enfoque pueda enseñar a los alumnos temas complejos. Es más fácil pensar que las materias difíciles se enseñan de manera más efectiva en aulas o auditorios con profesores presentes. Sin embargo, ese no es necesariamente el caso.

El eLearning ha demostrado ser adaptable a diferentes áreas de especialización, incluida la medicina. Se utiliza en muchos hospitales e instituciones médicas para capacitar a los estudiantes y mantenerlos actualizados sobre las últimas tendencias de la industria. Además, con sus posibilidades de personalización, el eLearning puede ser eficaz para transmitir cada mensaje porque se adapta a las experiencias y capacidades de los alumnos.

Conclusión

Mucha gente comparte conceptos erróneos sobre el eLearning, pero invertir en él es crucial para cualquier plan de desarrollo. Las organizaciones deben desacreditar mitos anticuados sobre el eLearning, darse cuenta de los beneficios que los cursos en línea tienen para los estudiantes y adoptarlos plenamente. La tecnología es un poderoso aliado que permite a profesionales de diferentes procedencias y generaciones utilizarla en beneficio propio y seguir desarrollando sus carreras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio