8 actividades de resolución de problemas para programas de desarrollo de empleados

8 actividades de resolución de problemas para programas de desarrollo de empleados

¿Por qué es importante la resolución de problemas para el desarrollo de los empleados?

Las organizaciones más grandes del mundo clasifican la resolución de problemas en tercer lugar entre sus requisitos de habilidades. Los problemas ocurren a diario y la gente está llamada a afrontarlos y pensar en soluciones prácticas y viables. Un empleado con una mentalidad de resolución de problemas puede trabajar en ellos de forma independiente y eficaz. Para lograrlo, la gente debe cambiar su forma de pensar y tratar los obstáculos como oportunidades para crecer en lugar de desafíos insuperables. Las actividades de resolución de problemas pueden ayudarlos a aprender a identificar el problema, describir el resultado y pensar pacientemente en posibles soluciones y sus resultados.

Los beneficios de las actividades de resolución de problemas

Todo profesional quiere sentirse productivo en su lugar de trabajo y existe una variedad de oportunidades de desarrollo. Las actividades en equipo son un vehículo para que los compañeros de trabajo desarrollen aún más sus habilidades, especialmente su capacidad para resolver problemas. Se fomenta su pensamiento crítico ya que necesitan analizar una situación y evaluar los posibles resultados. Abordan cada desafío de manera proactiva y es más probable que sus soluciones sean poco convencionales. Además, el trabajo en equipo mejora las habilidades de colaboración y comunicación y genera confianza. Las personas aprenden a autogestionar sus tareas y responsabilidades con mayor confianza. Los empleados mejoran en la gestión del tiempo y priorizan el trabajo en función de la urgencia. Por lo tanto, pueden manejar situaciones estresantes en las que deben utilizar el pensamiento analítico y ayudar a sus compañeros de trabajo a mantener la calma.

8 actividades de equipo que desarrollan una mentalidad de resolución de problemas

1. Caída de huevos

Es posible que muchas personas se hayan encontrado con esta actividad en la clase de ciencias. Resulta que también es una excelente manera de ayudar a los compañeros de trabajo a vincularse y desarrollar sus habilidades para resolver problemas. Para esta actividad, los miembros pueden dividirse en pequeños equipos de tres a seis personas. El objetivo es crear un artilugio que asegure y proteja el huevo para que no se rompa. Tiene que ser eficaz en caso de que el huevo caiga desde un escritorio o desde lo alto de un edificio. Cada equipo puede utilizar cualquier material disponible en el lugar de trabajo. Algunos de los materiales incluyen periódicos, clips, pajitas, cinta adhesiva, bolas de algodón, globos, etc. Los equipos tienen 15 minutos para decidir la mejor estrategia y los mejores materiales de construcción. Necesitan hacer una lluvia de ideas y pensar en todas las posibilidades antes de rechazarlas o aceptarlas. Es importante imaginar todos los diferentes resultados antes de elegir el mejor curso de acción. Después de 15 minutos, podrán empezar a construir el dispositivo que mejor proteja el óvulo.

2. Torre de espagueti con malvaviscos

Marshmallow Spaghetti Tower es tan divertido como parece. Los miembros del equipo se dividen en grupos pequeños y reciben 20 palitos de espagueti crudos, un rollo de cinta adhesiva y malvaviscos pequeños. Tienen 30 minutos para construir la torre más alta posible utilizando los materiales proporcionados y tienen prohibido utilizar objetos adicionales como soporte. Además, pueden agregar un malvavisco en la parte superior de la torre para probar su durabilidad. Para lograr la victoria, los miembros del equipo deben colaborar y analizar cuidadosamente cada acción. También deben ser muy delicados con la forma en que manejan los espaguetis, ya que un movimiento en falso puede destruir toda la torre.

3. Desafío del efecto dominó

Esta actividad de resolución de problemas es una representación precisa de cómo opera cualquier negocio, lo que significa que cualquier cosa que haga un individuo tiene un impacto en toda la organización. Y un problema a menudo necesita la colaboración de diferentes equipos para resolverse. Este juego es la encarnación de estos dos principios y es muy sencillo de organizar. Los primeros pasos son encontrar una imagen de dominó que quieras recrear y dividir un equipo en dos grupos. Separa la imagen en dos partes iguales y entrégaselas a cada equipo. Durante una hora, los equipos deben preparar su versión de la imagen final. Una vez que hayan terminado, deberán combinar las dos partes en 30 minutos. Es la parte más complicada del juego ya que todos deben demostrar excelentes habilidades de comunicación.

4. Congelación

Para este juego, cada equipo debe estar formado por cuatro o cinco miembros. Se les proporciona un paquete de materiales de construcción como cartulina, gomas elásticas, notas adhesivas y una venda para los ojos. Los equipos eligen a uno de sus miembros para que sea su líder. El objetivo es construir un refugio para protegerse de una tormenta que les azotará en exactamente 30 minutos. Sin embargo, su líder no puede ayudarlos debido a la congelación, mientras que el resto de los miembros no pueden ver temporalmente debido a la ceguera de la nieve. Por lo tanto, el líder sólo puede dar instrucciones verbales a los miembros con los ojos vendados. Al final, encenderán un ventilador para comprobar la durabilidad de su construcción.

5. Misterio de asesinato virtual

Muchas empresas han optado por lugares de trabajo híbridos o totalmente remotos, pero eso no significa que no puedan organizar actividades divertidas. Todo el equipo se reunirá en una videoconferencia y a cada participante se le asignará un personaje y su historia de fondo. Uno de ellos será el asesino. Todo el equipo tiene que colaborar y analizar las pistas disponibles. Deben confiar en la comunicación no verbal, como el lenguaje corporal y el contacto visual, para notar cualquier deshonestidad. El equipo decide el límite de tiempo del juego y trabaja en estrecha colaboración para descubrir al asesino.

6. Recipiente que se encoge

Esta es una de las actividades de resolución de problemas más vinculantes que acerca físicamente a los compañeros de trabajo. Todo lo que necesitan es una cuerda o cordel que colocarán en el suelo para crear un límite. Cada equipo debe meterse dentro de la cuerda y fingir que es un recipiente que se encoge lentamente. Alguien fuera de la cuerda sigue apretándola. Como resultado, los miembros del equipo tienen menos espacio para pararse y tienen que pensar en soluciones creativas para encajar dentro. Se acepta cualquier solución siempre que les ayude a mantenerse dentro de la cuerda. Gana el último equipo que se encuentre dentro del área designada.

7. Nudo humano

Es un ejercicio exigente que no requiere dividirse en equipos. Todos los miembros del equipo forman un gran círculo. Cada persona debe tomar de la mano a dos compañeros de trabajo que no estén directamente al lado de ellos. Crean un círculo de brazos muy enredado. Un líder que no participa interviene para instruir a las personas sobre sus movimientos. Todos pueden colaborar y sugerir ideas; sin embargo, el líder tiene una visión más clara de los brazos enredados. Gracias a sus sugerencias, los compañeros de trabajo empezarán a desenredar sus brazos y finalmente solucionarán el gran nudo.

8. Barco de cartón

Esta actividad hará que todos se sientan niños nuevamente y los animará a aprovechar su creatividad. Un equipo debe dividirse en grupos de cuatro a seis personas. Los únicos materiales disponibles son cartón y cinta adhesiva. El objetivo es construir un barco impermeable que no se hunda al sumergirlo en el agua. Cada equipo tiene 20 minutos para completar su proyecto. Una vez terminado, deberán explicar su táctica y por qué es superior a las demás. Por último, necesitan poner sus barcos en una masa de agua para comprobar si son impermeables. Para hacer el desafío más difícil, pueden atar una cuerda en la punta del bote y hacerlo correr por el agua para comprobar su durabilidad.

Conclusión

Las actividades de resolución de problemas no sólo son una forma divertida de ayudar a los compañeros de trabajo a interactuar, sino también una herramienta eficaz para fomentar la comunicación. Las personas desarrollan mentalidades proactivas que mejoran su productividad y les ayudan a manejar los riesgos con calma. Específicamente, aprenden a reforzar las cuatro P: preparar, planificar, realizar y perfeccionar. Entienden lo crucial que es la lluvia de ideas y por qué respetar diferentes puntos de vista puede catapultar a todos al éxito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio