6 consejos para establecer objetivos comerciales exitosos para el nuevo año

6 consejos para establecer objetivos comerciales exitosos para el nuevo año

Mejores prácticas para establecer objetivos comerciales exitosos para un año nuevo productivo

A medida que el año llega a su fin, todos estamos ocupados atando cabos sueltos y anotando metas en nuestra lista de propósitos de Año Nuevo. Se necesita cierta dedicación y concentración para lograr tus objetivos para el nuevo año, pero es factible. Por esta razón, compartimos 6 mejores prácticas para ayudarlo a establecer objetivos comerciales exitosos que generarán un cambio significativo en su negocio en el nuevo año.

6 consejos para cumplir tus propósitos comerciales de año nuevo

1. Sepa lo que no quiere

Al establecer objetivos comerciales, todo el mundo piensa que el primer paso es saber qué se quiere lograr. Aunque hay algo de cierto en eso, el establecimiento de objetivos a menudo se centra demasiado en lo que queremos y nada en lo que no queremos, cuando, de hecho, esto puede proporcionarnos muchas ideas valiosas. ¿Pero cómo puedes saber eso a menos que lo preguntes? Todo lo que tienes que hacer es anotar cualquier cosa negativa que haya sucedido en tu negocio durante el año anterior. Identificar lo que no desea repetir en realidad resaltará áreas problemáticas que dañan su negocio sin que usted se dé cuenta y le abrirá el camino hacia el resultado deseado.

2. Conozca sus porqués

Si bien escribir metas es el primer paso en la dirección correcta, ciertamente no es lo único que se necesita para lograrlas. Lo que es igualmente importante, si no más, es comprender por qué lo que estamos haciendo no funciona y cuál es el cambio que queremos ver. Esto no sólo aclarará los pasos que debe seguir para garantizar un cambio significativo, sino que también actuará como un gran motivador en el futuro. Le dará una imagen más clara del resultado final, lo que le servirá como recordatorio para cumplir con su resolución y tomar las medidas necesarias para llevarla a cabo.

3. Establezca metas realistas

La razón por la que muchos de nosotros no logramos cumplir nuestros propósitos de Año Nuevo es que, para empezar, no los hacemos alcanzables. Tal vez sobreestimamos nuestras capacidades o ignoramos por completo cuál es el plazo esperado para el objetivo que nos hemos fijado. Si no quiere perder fuerza antes de lo deseado o poner en peligro el equilibrio entre su vida personal y laboral, asegúrese de establecer objetivos comerciales que puedan completarse sin estirar demasiado su tiempo o sus recursos. Puede hacerlo describiendo en detalle no solo el resultado final sino también los hitos individuales, los plazos y las técnicas de medición del progreso que utilizará. Todo esto hará que tus objetivos sean más manejables y, en última instancia, más fáciles de conquistar.

4. Programe controles regulares

Un objetivo empresarial exitoso es aquel que se tiene presente en todo momento en lugar de establecerlo y olvidarlo hasta finales del próximo año. Por lo tanto, tome algunas medidas para garantizar la responsabilidad estableciendo resultados cada dos o tres meses que permitan que su objetivo siga avanzando. Combínelos con reuniones periódicas en las que discutirá qué pasos se han completado, cuántos quedan y qué acciones deben tomarse en el futuro. Estas reuniones de estrategia también le ayudarán a detectar errores antes de que sea demasiado tarde y a tomar las medidas necesarias para volver a encarrilarse.

5. Céntrese en los hábitos, no en las metas

Uno de los secretos para lograr que un objetivo empresarial se mantenga es verlo como un hábito en lugar de un objetivo lejano. En otras palabras, es mejor concentrarse en la ejecución y en los pequeños pasos que lo llevarán allí. Por ejemplo, no debería tratarse solo de querer aumentar sus ingresos, sino también de los cambios cotidianos que eventualmente conducirán a ese resultado final. Estos cambios pueden incluir cualquier cosa, desde realizar controles con más frecuencia hasta comprometerse con una forma diferente de realizar un seguimiento del progreso. Estos nuevos hábitos o estrategias lo harán más productivo a largo plazo y allanarán el camino para establecer objetivos más exitosos.

6. No te desanimes por los días malos

A menudo renunciamos a nuestros propósitos de Año Nuevo porque perdemos un paso en el camino. Sin embargo, tener un mal día o no cumplir con una fecha límite no significa automáticamente que su objetivo sea una causa perdida. Al contrario, es más de lo esperado. Cuando tienes un conjunto completo de tareas y responsabilidades que atender, tiene sentido que tu objetivo quede en un segundo plano por un tiempo. Cuando eso sucede, es importante no ser tan duro consigo mismo y no obsesionarse con los días malos. En su lugar, tómate un tiempo para reagruparte y darte una buena dosis de motivación para volver a encarrilarte.

Conclusión

El comienzo del año es el mejor momento para establecer propósitos de Año Nuevo para mejorar su organización. La energía refrescante de las fiestas nos tiene a todos llenos de ideas creativas y la voluntad de hacerlas funcionar. No permita que una mala planificación se interponga en este aumento de la productividad. Siga los consejos que compartimos en este artículo para establecer objetivos comerciales exitosos y hacer que su organización sea más eficiente en el nuevo año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio